Cuidado de los dientes y encías durante el tratamiento de ortodoncia

Los pacientes, antes de empezar su tratamiento, nos preguntan si va a ser complicado el cuidado de los dientes y encías mientras llevan sus aparatos.

¡La respuesta es que no!

 

No habrá que hacer nada especial o diferente a los cuidados que tenemos que realizar cuando no llevamos aparatos.

 

Por lo tanto, sólo tendremos que retirar bien todos los restos de alimentos de los dientes y encías después de cada comida. ¡¡¡Y enjuagarnos la boca con flúor!!!

 

La única diferencia será que sin aparatos podemos permitirnos, ocasionalmente, demorarnos unos minutos en hacer esa limpieza y, sin embargo, con aparatos necesitamos hacerla inmediatamente después de comer.

 

¿Por qué es importante no demorarse en hacer esa limpieza de dientes y encías después de cada comida?

 

Porque los restos de alimentos  “alimentan” a la flora bacteriana, y ésta produce unos ácidos muy agresivos que nos desmineralizan el esmalte de los dientes. Y esa “desmineralización” es la que provoca un reblandecimiento del esmalte y le da el aspecto de “manchas blancas”.

 

¿Y por qué es tan importante enjuagarse con flúor?

 

Porque el flúor tiene la capacidad de “remineralizar” ese esmalte que puede haber sido atacado por los ácidos.

 

Si nos fijamos bien en dónde salen esas manchas blancas, en los pacientes con mala higiene, veremos que nunca saldrán “debajo” de donde estaba pegada la Bracket. Porque ahí no puede llegar el ácido. Siempre veremos las manchas en las zonas que son menos accesibles al cepillado. Como es el alrededor de las brackets y también en el esmalte del diente más cercano a la zona de encía.

 

¿Y cómo puedo saber si lo estoy haciendo bien o si no lo hago bien?

 

Muy fácil.

 

En el momento que se empieza a tener una higiene deficiente las encías se enrojecen (inflamación) y empiezan a sangrar un poco al contacto con el cepillo.

 

¿Qué hacer en ese momento?

Tomar conciencia de que no nos estábamos limpiando correctamente y hacer lo siguiente hasta que dejen de sangrarnos:

 

  • Retirar bien todos los restos de alimentos después de cada comida, con un cepillado normal, con su pasta de siempre.
  • A continuación, con un cepillo blando o superblando, cepillar de nuevo las encías insistiendo en las zonas que sangran. Sin miedo. Que no pasa nada aunque veamos sangre. Donde sangra es que hay mas “bichos”. Sin pasta. Sólo cepillado. Terminado esto, nos enjuagamos con agua.
  • Por último y fundamental, nos aplicaremos un spray desinfectador de encías, que terminará de eliminar las bacterias que puedan quedar por ahí.

 

Si verdaderamente lo hacemos así de bien, no hay inflamación y sangrado de encías que se resista. En una semana tendremos las encías normalizadas.

 

Si después de una semana de hacerlo perfecto no nos baja la inflamación de encías, hay que ponerse en contacto con la clínica, porque entonces el motivo de la encía inflamada y que sangra podría ser otro, y hasta en algún caso especial habría que remitirlo al especialista de encías.

 

Espero que os sean útiles estas recomendaciones, y así tengáis una boca más sana durante el tratamiento de ortodoncia.

 

Cuidado de los dientes y encías durante el tratamiento de ortodoncia

     Y para cualquier duda o consulta, tenéis a vuestra disposición a todo nuestro equipo de Doctores y Auxiliares que os atienden en vuestras Clínicas Novasmile, en Alicante (frente al Corte Inglés de Soto-Maisonnave)  y  en Finestrat (frente al Centro ComercialLa Marina)

Cuidado de los dientes y encías durante el tratamiento de ortodoncia
5 (100%) 1 voto

Pide una cita

Share

Cuidado de los dientes y encías durante el tratamiento de ortodoncia

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*