Cuidados e Higiene durante el tratamiento de ortodoncia

¿Es difícil cepillarse con aparatos? Muchos nos lo preguntáis en la clínica y la respuesta es NO. ¡Es sólo cuestión de práctica!

Llevando ortodoncia tenemos que tener más o menos los mismos cuidados dentales que los que realizas diariamente sin ella, y limpiar los dientes y encías después de cada comida.

Mantener una higiene meticulosa es esencial para prevenir la enfermedad de las encías, la caries, el mal aliento y por supuesto la halitosis.

Todos esos problemas se producen a causa de la placa bacteriana. Esta placa bacteriana es una sustancia incolora y pegajosa que se adhiere a los dientes y encías cada vez que comemos y que, de no removerla adecuadamente, puede provocar inflamación de las encías, manchas en los dientes, caries y mal aliento.

¿Por qué es importante no demorarse en hacer esa limpieza de dientes y encías después de cada comida?

Porque los restos de alimentos  favorecen la aparición de la placa bacteriana. Esta placa produce unos ácidos muy agresivos que nos desmineralizan el esmalte de los dientes. Y esa “desmineralización” es la que provoca un reblandecimiento del esmalte y le da el aspecto de “manchas blancas”. Por eso, además de cepillarse con un cepillo tanto los dientes, encías y brackets tendréis que enjuagaros la boca con flúor.

 

¿Y por qué es tan importante enjuagarse con flúor?

El flúor tiene la capacidad de “remineralizar” ese esmalte que puede haber sido atacado por los ácidos.

En los pacientes con mala higiene, aparecen unas manchas blancas, alrededor de los brackets y en la zona del diente más cercana a la encía, que es donde más fácilmente se queda la placa bacteriana. Estas manchas blancas son muy anti-estéticas cuando retiramos los brackets, por eso es tan importante llevar una buena higiene y utilizar flúor. Para evitar que aparezcan manchas blancas!

¿Cómo puedo saber si lo estoy haciendo bien?

  • Siempre tendrás que limpiar los dientes de uno en uno minuciosamente y de forma suave, frotando tanto en las superficies internas como externas.
  • Será conveniente que retires los elásticos y partes extraíbles en aquellos pacientes que los utilizan.
  • Cepillar desde las encías hacia los bordes y los espacios interdentales
  • En el momento en que tus encías se enrojezcan (inflamación) y empiecen a sangrar cuando pasas el cepillo, es un signo de que la higiene que estás realizando es deficiente.

¿Qué debemos hacer para mejorar la higiene bucal con ortodoncia?

  • Retirar bien todos los restos de alimentos después de cada comida, con un cepillado normal, con la pasta de siempre.
  • Después, con un cepillo blando o superblando y sin pasta de dientes, cepillar de nuevo las encías insistiendo en las zonas que sangran. ¡¡No tengas miedo!! Terminado esto, puedes enjuagarte con agua.
  • Por último, deberemos aplicar un spray que desinfecte las encías (o colutorios bucales), y que nos permitirá eliminar todas aquellas bacterias que puedan quedar.

Si tras una semana no baja la inflamación de encías, hay que ponerse en contacto con la clínica, ya que el motivo por el cual la encía está inflamada y sangra podría ser otro y tendríamos que valorar si necesitas algún tratamiento más específico.

Esperamos que te hayan sido de utilidad estas recomendaciones y que si llevas ortodoncia las apliques a diario. porque la buena higiene bucodental te ayudará a conseguir una sonrisa reluciente.

 

Cuidados e Higiene durante el tratamiento de ortodoncia
5 (100%) 1 vote

Pide una cita

Share

Cuidados e Higiene durante el tratamiento de ortodoncia

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*