Morderse las uñas no es sólo cosa de niños

     Son muchas las personas adultas que padecen la manía de morderse las uñas llamada onicofagia.

 

     Los especialistas aseguran que el origen de esta manía es la ansiedad. Se trata de una vía de escape que termina convirtiéndose en algo habitual y común.

 

     Aparentemente, morderse las uñas no genera ningún problema a parte de la estética, pero mantener unas uñas demasiado cortas puede provocarnos dolores en los dedos a la hora de coger objetos, ya que son necesarias para aumentar la adherencia y precisión de los mismos.

 

     Éste vicio también puede tener un efecto negativo en los dientes, ya que estamos constantemente golpeando unos con otros a la hora de realizar el movimiento de mordida. Esto lo que hace es aumentar el desgaste de la zona y la sensibilidad de las piezas dentales al perder parte del esmalte que los recubre.

 

     Pero no solamente se  desgastan los dientes, sino que además se puede  desarrollar una maloclusión dental, provocando en nuestra mandíbula dolores articulares a causa del constante trabajo que realizamos con ella al forzarla para mordernos las uñas.

 

     Otro problema que aparece es  la transmisión de bacterias y hongos por vía oral, ya que las uñas son un foco activo de estos microorganismos. Ingerir estos, desencadena infecciones en la mucosa de la boca, causando así una serie de problemas y molestias.

 

     La mejor técnica para dejar de morderse las uñas es la fuerza de voluntad, sin embargo para ello primero hay que identificar cuáles son los factores que llevan a hacerlo, es importante tomar conciencia de las situaciones que producen este mal hábito.

 

     Una vez se conozcan los motivos, existen algunos trucos que pueden ayudar a dejarlo:

 

  • Poner los dedos sobre cualquier superficie haciendo presión, lo cual también endurece las uñas.
  • Acercarnos las uñas a varios centímetros de la boca e ir variando la distancia.
  • Dejar el dedo entre los dientes pero sin morder la uña (con las manos limpias)
  • Llevar una lima de uñas siempre a mano, para cuando se astille alguna (así no la morderemos para dejarla igualada).
  • Recurrir a productos farmacéuticos que utilizándolos como pintauñas ayudan por su mal sabor a evitar este vicio.

 

 morderse las uñas

 

     Para cualquier duda que tengáis estamos a vuestra disposición en nuestras Clínicas Novasmile Ortodoncia

 

Alicante: Avenida Federico Soto, numero 4. 965 21 53 00

   e -mail: info@ortodoncianovasmile.com

Finestrat: Frente Centro ComercialLa Marina. 965 86 96 86

    e-mail: lamarina@ortodoncianovasmile.com

 

 

 

Morderse las uñas no es sólo cosa de niños
Valoración

Pide una cita

Share

Morderse las uñas no es sólo cosa de niños

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*