Descubre si tienes bruxismo y cómo puede estar afectando a tus dientes

¿Sabías que un alto porcentaje de la población padece bruxismo y no lo sabe? El bruxismo es el acto involuntario de “rechinar” o apretar los dientes. En general el bruxismo es nocturno y suele ocurrir involuntariamente mientras duermes, aunque hay algunos pacientes que también lo sufren de día.

Es importante detectar el bruxismo, y comentarlo con tu ortodoncista, ya que puede producir desgastes en los dientes, así como trastornos en la articulación temporomandibular. 

El bruxismo es un acto involuntario, por lo que no desaparece, lo que sí que se puede hacer con el tratamiento es proteger los dientes y la articulación, esto se hace con un tipo de férula llamado “férula de descarga”.

 

Síntomas del bruxismo

Muchas personas bruxistas no presentan molestias, y por lo tanto no se dan cuenta que aprietan. En muchas ocasiones los pacientes empiezan a ser conscientes del apretamiento cuando alguien les comenta que les han escuchado rechinar los dientes, o porque en su revisión con el dentista se detectan desgastes anómalos en la cara oclusal del diente.

La sintomatología es muy variable entre un paciente y otro. Aquí te presentamos algunos de los síntomas más comunes del bruxismo: 

  • Alteraciones del sueño. 
  • Dolor muscular, a nivel de las mejillas o incluso del cuello especialmente por la mañana.
  • Dolores de cabeza.
  • Sonidos al abrir o cerrar la mandíbula.
  • Sensibilidad dental al frío, al calor y a los dulces.
  • Dolores mandibulares o cerca de la sien.
  • Dolor de oído.

 

Efecto del bruxismo en los dientes

A corto plazo el bruxismo puede provocar dolores y molestias, como las anteriormente mencionadas. 

Sin embargo, hay que tener en cuenta que es importante detectarlo y tratarlo ya que a largo plazo a nivel bucodental puede provocar:

  • Pérdida del esmalte.
  • Bordes incisales irregulares en los dientes.
  • Fracturas en el diente, que pueden acabar en perdida de ese diente.
  • Sensibilidad al frío y al calor.
  • Recesión de encías.
  • Sonidos al abrir y cerrar la boca.
  • Dificultad y dolor al masticar.

 

Solución al bruxismo con la férula de descarga

Tal y como hemos comentado anteriormente, el bruxismo es involuntario y por lo tanto no se puede detener. Además en épocas de estrés se puede agravar.

Es por eso que los tratamientos que se aplican para tratar el bruxismo dental están orientados a evitar cualquier tipo de sintomatología, o en el caso en el que no haya sintomatología, la férula prevendría el desgaste de los dientes que provoca dicho apretamiento.

A día de hoy existen diferentes tipos de tratamientos para el bruxismo. Para los casos más graves y con serios dolores articulares, existen médicos especialistas en la articulación temporomandibular. 

Tu ortodoncista valorará si necesitas ser derivado al especialista, o si por el contrario necesitas una férula de descarga, y/o algunas sesiones de fisioterapia para mejorar los síntomas. Existen también ciertos fisioterapeutas especializados en la articulación. Consulta con tu ortodoncista para que te derive al especialista que necesitas en tu caso en particular.

Existen diferentes tipos de férulas, según el caso tu ortodoncista valorará la necesidad de poner una u otra. Las férulas están diseñadas para mantener la mandíbula en una posición más relajada, y es por eso que evitan la tensión muscular. Además son de un material grueso acrílico y rígido, por lo que al apretar protegen los dientes, ya que el frote no se produce diente con diente, sino diente con férula. 

Cada férula es personalizada para cada paciente y ajustada por el dentista. Si estas pensando en alinearte los dientes, es importante que sepas que la férula de descarga debe hacerse al final del tratamiento de ortodoncia, ya que hay que tener en cuenta la posición final de los dientes. 

Si tienes alguna duda te recomendamos que consultes con los especialistas en ortodoncia de Novasmile Finestrat o Novasmile Alicante, ya que te podrán guiar en tu caso en concreto.

Pide una cita

Share

Descubre si tienes bruxismo y cómo puede estar afectando a tus dientes

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*