Brackets metálicos: precios y ventajas

Los brackets metálicos son el tratamiento de ortodoncia tradicional por excelencia. Seguro que conoces este tipo de tratamiento ya que te resultará familiar verlo en amigos y gente cercana.

A día de hoy existen diferentes tipos de tratamientos, los clásicos brackets metálicos, los invisibles, aparatos estéticos… A pesar de la gran variedad de técnicas estéticas, existe un tipo de ortodoncia que sigue siendo muy demandada, los brackets metálicos.

Pero, ¿qué hace que esta ortodoncia sea tan deseada? Los brackets metálicos ofrecen muy buenos resultados, a día de hoy los llevan adultos y adolescentes para corregir ya sea la alineación, posición y mordida de sus dientes. Son el clásico tratamiento de ortodoncia, asequible y con un precio más económico que el resto. Además, muchos niños quieren lucir sus brackets y que se vean lo máximo posible.

¿Qué son los brackets metálicos?

Los brackets metálicos son unos pequeños anclajes que van pegados en los dientes y que nos permiten corregir su posición de manera progresiva. El arco es el alambre encargado de hacer la fuerza para realizar el movimiento en el diente. El arco va unido al bracket mediante una ligadura. De este modo, el diente se mueve en la dirección prevista y deseada. Las ligaduras que sujetan el arco al bracket pueden ser de colores. Así puedes personalizar tu aparato y hacerlo más divertido.

Brackets metálicos: precios y ventajas

Ventajas de los brackets metálicos

Como decíamos, es uno de los tratamientos clásicos y se ha demostrado su eficacia a lo largo de muchos años.

Al estar compuestos por un material metálico son muy difíciles romper tanto los brackets como el arco que los rodea. Además, en caso de que se caigan o rompan se pueden cementar de nuevo sin problema.

Los brackets metálicos suelen ser pequeños, por lo que son muy higiénicos y fáciles de limpiar. Además se pueden decorar con las gomas de colores para darle un toque más divertido a la sonrisa durante el tratamiento.

Qué casos se pueden tratar con los brackets metálicos.

Este tipo de ortodoncia permite a los profesionales corregir cualquier tipo de maloclusión, por tanto permite solucionar problemas como son: cerrar espacios entre los dientes, corregir la mordida o corregir el apiñamiento dental.

Brackets metálicos: precios y ventajas

Duración del tratamiento con brackets metálicos

Para poder dar respuesta a esta pregunta frecuente de los pacientes, nos gusta explicar que la duración depende de muchos factores.

En primer lugar depende de las necesidades de cada tratamiento, de la respuesta del paciente al tratamiento y de la colaboración del mismo, llevando una buena higiene, acudiendo a sus revisiones etc.

La duración del tratamiento puede ir desde pocas semanas a 2 o 3 años. La duración más habitual de un tratamiento es de 18 a 24 meses, dependiendo del tipo de problema a tratar.

Los brackets metálicos son una opción segura para aquellos que buscan un tratamiento eficaz a precio asequible.

Brackets metálicos: precios y ventajas

Los brackets clásicos y la tecnología

Como hemos mencionado, los brackets metálicos son el tratamiento clásico por excelencia, y han ido evolucionando con los años.

En Novasmile utilizamos una técnica de cementado indirecto digital 3D para colocar los brackets de la forma más precisa.

  1. Realizamos un modelo digital de la boca del paciente dejando atrás los desagradables moldes que se ponían en la boca del paciente para sacar un molde de su dentadura.
  2. Este modelo 3D se exporta a un software de colocación de brackets. Con un programa de ordenador decidimos la posición exacta que ha de tener el bracket para lograr el movimiento que buscamos.
  3. Una vez hemos colocado los brackets en el modelo virtual, se diseña una plantilla para transferir la posición digital de los brackets a la boca de nuestro paciente.
  4. Esta guía, diseñada a ordenador por el ortodoncista, se imprime en el laboratorio con una impresora 3D y se envía a la clínica.
  5. Una vez recibida la guía, se ponen los brackets en ella y se cementan (colocan) en la boca del paciente. De esta forma, nos aseguramos que el bracket queda en la posición exacta que se ha estudiado previamente para obtener los resultados que buscamos.

 

¿Qué ventaja tiene esto para los pacientes?

La cita para poner los brackets es mucho más rápida, ya que se ha estudiado previamente la posición del bracket en el diente en función del movimiento que buscamos.

Puede acortar los tratamientos ya que al estar en la posición correcta sabemos el movimiento que va a realizar el diente.

Es muy cómoda para el paciente ya que gracias a la tecnología se evitan usar moldes en la boca de los pacientes que pueden resultar desagradables.

Ya sabes si quieres cambiar tu sonrisa con un tratamiento eficaz y a un precio asequible, los brackets metálicos pueden ser tu opción.

Recuerda que tu primera cita es gratuita, donde realizaremos una valoración completa de tu caso para recomendarte el mejor tratamiento para ti.

Pide una cita

Share

Brackets metálicos: precios y ventajas

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*