¿Sabías que el dolor de cabeza y de espalda puede estar provocado por una mala mordida?

Una maloclusión o alteración en la mordida se refiere a la mala posición de los dientes superiores e inferiores y/o de cómo encajan entre sí.

 

En general la mayoría de la población cuenta, en mayor o menor medida, con algún grado de maloclusión. Aunque en algunos casos no requiere de tratamiento, en ocasiones es necesario corregir este problema para evitar daños colaterales.

 

Resolver un problema de maloclusión es posible con ortodoncia.  Así evitaremos problemas dentales derivados como: caries, problemas gingivales, pérdida de dientes o que esto afecte a la articulación temporomandibular: la articulación de la mandíbula con el resto de la cabeza. La presión ejercida por la mala alineación dentaria puede provocar una disfunción en la articulación de la mandíbula, llegando a afectar a otros órganos como el oído, la espalda, el cuello…

 

Pero en caso de que no se corrija puede dar lugar a problemas musculares más graves como es el síndrome ocluso-postural.

 

¿Qué es el síndrome ocluso-postural?

Es el dolor muscular fruto de problemas de maloclusión. A primera vista parece que no tienen nada que ver, pero un problema en la mordida puede estar relacionado con dolores musculares de cara, dolor de cuello, dolor de cabeza o dolor de espalda.

 

La mala disposición de los dientes al morder puede producir una desviación de la mandíbula, que a la larga afecte de forma negativa a las estructuras musculares asociadas al cuello y a la espalda. Ésta desviación suele ser inconsciente y generalmente se produce cuando masticamos y dormimos, al igual que otros problemas como el bruxismo.

 

El síndrome ocluso-postural puede dar pie a contracturas cervicales y dorsales, que provoquen dolor de cuello y dolor de cabeza al despertar.

dolor-de-cabeza-novasmile

Síntomas del síndrome ocluso-postural

Generalmente se refleja en problemas musculares focalizados en el cuello y en la espalda. Especialmente en cervicales y dorsales, que impiden descansar por la noche, lo que acarrea cansancio, ojeras y dolor de cabeza o cefaleas durante el día.

Puede confundirse con otro tipos de cefaleas o dolores de espalda, por lo que es muy importante realizar un correcto diagnóstico diferencial por parte del profesional.

 

Soluciones para el síndrome ocluso-postural

Como siempre la mejor solución para un problema es la prevención.

 

Para ello, en los niños es esencial tratar determinadas mal oclusiones en edades tempranas para evitar problemas futuros. Además es importante que el pediatra controle posibles anomalías respiratorias: rinitis, vegetaciones, etc. para evitar generar alteraciones funcionales y problemas futuros.

 

En caso de los adultos, es fundamental realizar una valoración y tratamiento desde todos los aspectos: muscular, dental, articular y funcional.

 

La ortodoncia es una parte fundamental del tratamiento. Ya que recolocando los dientes en su correcta posición corregimos las alteraciones de la mordida que afectan a la articulación temporomandibular y con ello futuros problemas de síndrome ocluso-postural.

En otros casos es necesario colocar una férula de descarga. Una férula es una aparato removible que se pone entre los dientes para reducir los efectos negativos del apretamiento dental.

 

No dudes en dejarnos tus comentarios en el blog y en contactarnos si quieres resolver tus problemas de mal oclusión.

 

Si te ha parecido interesante comparte en tus redes sociales

 

 

Foto: Fotolia- Autor: puhhha

¿Sabías que el dolor de cabeza y de espalda puede estar provocado por una mala mordida?
5 (100%) 1 voto

Pide una cita

Share

¿Sabías que el dolor de cabeza y de espalda puede estar provocado por una mala mordida?

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*